martes, 30 de agosto de 2016

La batalla de Tambillos: Una victoria boliviana olvidada

La batalla de Tambillos que enfrentó nuestro Ejército con los invasores chilenos el 6 de diciembre de 1879, es una muestra perdurable de heroicidad y bravura que enaltece a nuestros soldados, pero también realza, la figura del memorable coronel Rufino Carrasco, Jefe del Escuadrón Franco-Tiradores y a su tropa que defendieron con arrojo nuestro territorio.

En ese sentido, es necesario recordar que tras la injusta e indigna invasión militar chilena al puerto boliviano de Antofagasta, se dio inició a la denominada Guerra del Pacífico y consecutivamente, el estratega Julio Méndez, desde una visión patriótica elaboró y presentó un ‘Plan Estratégico’, que consistió en que los aliados luchasen donde se sentían invencibles, es decir, en las montañas. Sobre este aspecto Méndez escribió: “…la Guerra se hace con la historia militar. He dicho que en las finales de la independencia el partido patriota conquistó la supremacía del mar y que ante ella, el partido realista optó por la sierra ¿Por qué se mantuvo la guerra terrestre al alcance de la artillería de las naves en Pisagua, en Arica, en Chorrillos y Miraflores? ¿Por qué se libraron combates a las pocas leguas de los puertos de desembarco en San Francisco, Tacna, San Juan y Morro Solar?...-más adelante reveló contemplar-… a Potosí como cuartel general de operaciones para el Ejército de Bolivia y a Arequipa o Puno para el ejército peruano…” 2.

De esta manera, el presidente general Hilarión Daza el 13 de marzo de dicho año, nombró al general Narciso Campero, como: “…Comandante General de la 3ª División, que debe organizarse en Potosí…” 3, apuntó. En ese sentido, Campero, a sus 65 años se movilizó a dicha ciudad, donde organizó los Batallones ‘Bustillo 1°’ y ‘Ayacucho o Porco 2°’ de Potosí.

Luego retornó a Tupiza, Cuartel General provisional. Allí los meses subsiguientes se incorporaron el Batallón ‘3° de Granaderos’ y el Escuadrón ‘Méndez 2° de Coraceros’ ambos de Tarija y los Batallones ‘Granaderos de Tupiza’ y ‘Chorolque’ de Nor y Sud Chichas.

Posteriormente, fueron creadas cuatro Di-visiones y una Legión, en La Paz y en consecuencia la 3ª División al mando de Campero cambio de denominación por la de 5ª.

Por otro lado, el 16 de mayo de 1879, el citado general envió al presidente Daza, un ‘Plan Estratégico’ en el cual presentó cinco diferentes estrategias militares. Más adelante, las tropas recibieron en el mes de julio, rifles Remington y fueron movilizadas a Santiago de Cotagaita.

Paralelamente, los bolivianos residentes en Tucumán, Salta y Jujuy se presentaron al Cuartel General y conformaron el ‘Escuadrón de Guías’ al mando del mayor del ejér-cito uruguayo Luis Gelabert. En ese escenario muchos jefes y oficiales pidieron su in- corporación a la División, pero como la misma ya se encontraba establecida fueron agrupados en la ‘Compañía de Franco-Tirado-res’, al mando del coronel Rufino Carrasco. De esta manera, fue creada la citada bizarra Unidad con un total de 99 hombres.

Más adelante, los primeros días del mes de agosto este escuadrón fue movilizado a Tupiza y a mediados de septiembre se concentró junto al Batallón Bustillo 1°, en la locali-dad de San Cristóbal y conformaron la brigada denominada ‘Vanguardia’, al mando del coronel Ezequiel Apodaca. Consecutivamente, entre septiembre a noviembre esta sección se dedicó al aprovisionamiento de alimentos en la posta de Avilcha.

Pero a fines del último mes citado, Campe-ro le dio la orden a Carrasco de ocupar las poblaciones bolivianas tomadas de Chiu-Chiu, Calama y Atacama, y de esta manera también hostigar al enemigo. Por otro lado, algunos historiadores describen “que el Co-mando de División informado que en Ataca-ma existía una buena cantidad de mulas del ejército chileno custodiadas por veinte hombres; Campero a Carrasco le ordenó que uti-lizando caminos extraviados, operase sobre San Pedro de Atacama, aprisionara a los veinte soldados chilenos y trasladara esa magnífica recua a San Cristóbal”.

De esta manera, los ‘Franco-Tiradores’, compuesta por 70 hombres partieron el día 24 de noviembre de 1879. Tras recorrer Avilcha, Tropichal y extensos nevados por ocho días, llegaron Colana y consecutivamente, antes de entrar en la población de Chiu-Chiu, Carrasco dividió sus fuerzas en cuatro fracciones y de esta manera, tomaron posesión de la citada población y obligaron al enemigo a arriar su bandera.

Anoticiado el jefe chileno de Calama de la presencia de los ‘Franco-Tiradores’, envió a los ‘Cazadores del Desierto’, compuesto por 300 hom-bres, con los que combatieron los bolivianos en el barranco de Tambillos el 6 de diciembre. Veinte minutos duró el combate donde las tropas bo-livianas vencieron a las chile-nas y tuvo como resultado la toma de “19 prisioneros chi-lenos, 18 rifles Winchester, 17 espadas, 26 vestías, monturas, fornituras, vestuario y municiones”.

Consecutivamente, Carrasco junto a sus hombres ocupó San Pedro de Atacama, “don-de la población reincorporada al suelo patrio, aunque momentáneamente, gracias a aquel triunfo, los recibió con indecible jubilo”, a-puntó el clásico escritor Julio Díaz Arguedas.

Tras esperar refuerzos, se le avisó a Carrasco que en Calama se preparaba una división para combatirlo y de esta manera, se movilizó con sus hombres a Toconao, luego a San Cristóbal. Posteriormente, Rufino y sus hombres recibie-ron la orden de trasladarse a Potosí donde su compañía fue disuelta y Carrasco fue apresado en el Batallón Calama por órdenes del general Nicanor Flores, Jefe Superior del Sud.

A modo de conclusión, la Batalla de Tambi-llos “es una gloria boliviana, que no debería-mos poner en ingrato olvido” .

viernes, 26 de agosto de 2016

Celebran el día del adulto mayor

Ayer se desarrollaron los actos centrales de celebración del “Día de la dignidad de las personas adultas mayores”. Todo comenzó con un desfile que salió de la plaza Bolívar, paso por las calles del centro de la ciudad y terminó en el frontis de la Alcaldía.
En el patio de la Alcaldía se desarrolló el programa de homenaje con asistencia de agrupaciones de adultos mayores, entre ellos los jubilados municipales, de las cooperativas mineras, extrabajadores del Servicio de Caminos y adultos mayores de la parroquia de San Gerardo.
El alcalde Williams Cervantes se acordó de su abuelo Víctor Beltrán, sus enseñanzas, su cariño y las cosas que aprendió de su personalidad y su forma de ser.
Dijo que a los adultos les llama abuelos con todo cariño, les deseó muchas felicidades y la bendición de Dios. Agradeció por sus ejemplos y comentó la necesidad de construcción del albergue.
El presidente del Consejo Municipal del Adulto Mayor, Luis Veizaga, dijo que de la vejez nadie se salva y que por ello es necesario el cumplimiento de la normativa por respeto a este sector.
Reclamó porque el Gobierno se burla de la vigencia de la ley 475 y denunció, con un documento que exhibió al alcalde, el cobro indebido a un adulto mayor en un hospital de la ciudad.
Luego se cumplió el agasajo con mucha música, baile y poesía. La señora Adelaida Choque recitó la poesía “Nadie es eterno en el mundo”, Roberto Durán declamó la obra “A los maestros época de oro”, cantaron el trío Indoamericano y el dúo Nostalgia, bailaron canciones de diferentes ritmos nacionales y todos compartieron un agradable refrigerio.

jueves, 25 de agosto de 2016

Publican un relato inédito de un héroe de la Guerra del Chaco


Un relato inédito del héroe beniano Julio César ParadaCallaú sobre su participación en la Guerra del Chaco (1932-1935) es uno de los textos de la edición número 44 de Fuentes, revista de la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional. La publicación es editada por la Vicepresidencia del Estado.

La revista se presentará hoy, a las 19:00, en la Vicepresidencia. El acto es una de las actividades en conmemoración del 80 aniversario de la firma del Acta Protocolizada entre los cancilleres de Bolivia y Paraguay, que estableciera la mutua devolución de prisioneros de guerra de ambos países.

Reseñado por el periodista Eduardo Pachi Ascarrunz, el relato de ParadaCallaú constituye, según el director de la Biblioteca Legislativa y editor de la revista Fuentes, Luis Oporto Ordoñez, un aporte revelador de la actuación en la Guerra del Chaco de los combatientes del Regimiento Padilla 2° de Ingenieros, integrado en su mayoría por soldados del Beni.

"La narración del joven combatiente ignaciano -escrita en 1985, meses antes de su fallecimiento, y hallada luego por sus hijos, Alfredo y José Manuel Parada Grandi- contiene pasajes apasionantes de su participación al mando del entonces coronel Bernardino Bilbao Rioja en las batallas de Alihuatá y Kilómetro 7”, dice la presentación.

Además, el relato incluye vivencias análogas del contingente beniano, bajo órdenes de los generales Carlos Quintanilla y Enrique Peñaranda, quienes luego fueron presidentes de la república. "Existe un cúmulo de hazañas protagonizadas por los guerreros benianos que honraron a su tierra y a su gente por su espíritu combativo”.

Según Oporto, entre los otros artículos destacados de la revista Fuentes está un estudio de la doctora Laura Laurencich (Italia), Estado de cuestión sobre el Quipo y escritura en el antiguo Perú. "Es una autoridad internacional en este tema”, destacó el historiador.

Además, en la nueva edición de Fuentes, se publicará el artículo del doctor Yamil Toledo (España) sobre Tipología documental en el Archivo de la Orden de Padres Sacramentinos de España.

Otro de los textos destacados de este número es Historia socioeconómica y cultural en imágenes fotográficas del Archivo de La Paz escrito por la experta Mary Money.

Entre otros de los artículos están Reflexiones Biblioamericanas, de Robert Endean (México) y Historia en negro y blanco: libros en el antiguo Tibeth, de Edgardo Civallero (Argentina).

Un fragmento de ParadaCallaú

"Cundía el desánimo y muchos jefes, oficiales y soldados desertaban arrojando sus armas y municiones (…) Ante esta situación, el Gral. Enrique Peñaranda, comandante del regimiento que llevaba su nombre, como último recurso juntó a unos cuantos músicos que deambulaban por el fortín, hizo tocar ‘reunión’ y ordenó formar a toda la tropa y a sus mandos. Se entonó el Himno Nacional en el quiosco de la plazuela, seguido del Salve Oh Patria, mientras el Gral. Peñaranda empuñaba la tricolor boliviana. Luego se dirigió a la formación condenando acremente la deserción...”

miércoles, 24 de agosto de 2016

76 Aniversario de su muerte Honores militares para Germán Busch

Familiares cercanos y el comando de la 8va División de Ejército rindieron homenaje al expresidente y héroe de la guerra, Tcnl Germán Busch Becerra, que el 23 de agosto cumple 77 años de su desaparición. En un acto emotivo el monumento al prócer fue adornado con flores, se dirigieron palabras destacando su entrega a la región y legado al país y la institución militar. La banda de la Policía Militar entonó himnos en honor al conmemorado.

Palabras de elogio para el expresidente. El nefrólogo Herlan Vaca-Díez es sobrino de Busch y fue el impulsor del homenaje realizado ayer en la rotonda del 2do anillo y la avenida que lleva el nombre del expresidente. "Por que no vamos a recordar a un hombre que hizo tanto por la región...tenemos que hacer que los niños sepan de Germán Busch, Bolivia no necesita otro Germán Busch, necesita miles", dijo el galeno durante su discurso. Luego Williams Kaliman Romero, comandante de la 8va División del Ejército, dijo: "La meta que alcanzó nos sirve de ejemplo, digno militar...honor y gloria en su tumba mi coronel, el corsario del Chaco, teniente coronel Germán Busch Becerra".

sábado, 20 de agosto de 2016

Rinden homenaje a prócer Bernardo Monteagudo



Con motivo de sus 65 años de creación y la fecha de nacimiento del prócer de la independencia, alumnos, ex alumnos y maestros del colegio Nacional Bernardo Monteagudo, rindieron un emotivo homenaje, en un acto que se realizó ayer en la plaza 25 de Mayo.

En el acto, el Director presentó el periódico Verde y Blanco por Siempre, que refleja actividades del colegio.

jueves, 18 de agosto de 2016

La iglesia de piedra que dejó la Guerra del Chaco



Las consecuencias funestas que dejó la Guerra del Chaco fueron terribles pero mucho más se sintieron en la región chaqueña. Más allá de lo político y económico, los pobladores quedaron dolidos de espíritu, tras interminables noches de sufrimiento.

Así, unidos en una sola voluntad, iniciaron la construcción de una gran joya, que les dio consuelo y que hoy simboliza el final de una triste época y el comienzo de una nueva. Se trata de la iglesia San Francisco Solano, que nació de las cenizas de la guerra.
Ésta es una de las edificaciones más importantes que se yergue imponente en la benemérita ciudad de Villa Montes. Hoy el templo está rodeado de toborochis de flor rosada, pero encierra en sus paredes de piedra una importante historia.
Cuentan sus habitantes que la iglesia fue construida luego de la conclusión de la Guerra del Chaco en el año 1936. En ese entonces se encontraba de párroco el padre Octavio Battini, principal colaborador.
Éste trabajó por una parte, junto a los jefes militares acantonados en la región y por otra junto a la alcaldía municipal para la asignación de un lote de terreno, destinado a la nueva parroquia y a una plaza a la que luego llamaron 6 de Agosto.
Ana María, pobladora de la zona, explica que su construcción fue producto del esfuerzo de todos los habitantes, feligreses y religiosos, quienes vieron la falta de un espacio para expresar su fe y hallar consuelo tras la guerra. “Todos trabajaron con diferentes aportes para que se construya esta iglesia. Por eso es muy querida y valiosa para nuestra gente”, expresa orgullosa.
Entre los colaboradores que se recuerdan con nombre y apellido están el padre Octavio Battini y de manera posterior el padre Juan Scannerini, quien trabajó con apoyo de la Alcaldía. Sin embargo, en el transcurso de la obra, la iglesia fue conquistando el aporte de otros hombres destacados.
En cuanto a su infraestructura, la nueva parroquia fue proyectada inicialmente con dos torres pero pudo terminarse con una sola, debido a que los cimientos los construyeron lo soldados, únicamente, con piedras traídas del río y con barro, resultando por lo tanto débiles e inseguros para soportar otra torre.
En este contexto, el primer trabajo del padre Juan Scannerini fue revisar y reforzar los cimientos para seguir la construcción solamente con la torre derecha mirando hacia la plaza 6 de Agosto, tal cual existe todavía.
Según documentos que se exponen en las paredes de la iglesia Francisco Solano, durante los años que duró la construcción, numerosos fueron los colaboradores. Entre ellos Enrich Richter de la Casa de la Providencia de Villa Montes, también estuvo Moisés Navajas, quien aportó con importantes donaciones.
Se sumaron además Dionisio Foianini y Jorge Lavandenz, éstos últimos proporcionaron una notable cantidad de madera. Empero, la necesidad de una iglesia era tan grande, que los pobladores del Chaco colaboraron con 200 mil bolivianos sin contar con las constantes donaciones de material que realizaban, entre éstas: piedra, arena y madera.
Otro colaborador fue el alemán Carlos Denz, quien apoyó con préstamos generosos sin intereses a fin de que las obras no pararan. Cuenta Ana María que entre todos los aportantes estuvo incluso el extinto presidente de Bolivia, Víctor Paz Estensoro, quien aportó no sólo desde la presidencia sino desde los diferentes puestos que le tocó ocupar.
“Éste aportó con 800 mil bolivianos”, dice Ana María y agrega que los albañiles que levantaron la obra eran tarijeños. Así, cita al maestro albañil, Vicente Vaca. Detalla que éste, viniendo desde la ciudad de Tarija, se trajo entre 30 a 40 obreros que con mucho detalle edificaron la iglesia.
Sin embargo, los documentos revelan que los picapedreros que labraron toda la iglesia también eran tarijeños.

Las campanas de la iglesia
Pasaban los días, los años y los esfuerzos no paraban, pues el dolor y la causa movían cada vez más ayuda.
De esta manera, las tres históricas campanas de la torre, fueron fundidas por la fundición Juan Bellini, misma que recibió cerca de 20 mil toneladas de bronce de chalas y cartuchos recogidos en las trincheras de la Guerra del Chaco.
La campana mayor pesa 519 kilos y lleva la inscripción “A los caídos del Chaco”, la segunda pesa 387 kilos y la tercera 247. Finalmente con todos los aportes, la iglesia de piedra, Francisco Solano fue inaugurada el 24 de julio de 1949, trece años después del inicio de las obras.

La restauración
Mucho más tarde, después de 78 años del inicio de la construcción, y en una segunda etapa, se dispuso un proyecto de conservación y restauración del templo. Así, dentro del programa anual de contrataciones de la gestión 2013 se licitó mediante convocatoria pública nacional la restauración de la iglesia.
Según documentación oficial, a dicha convocatoria se presentó una única empresa del arquitecto restaurador Fidel Cossío Zapata “Terracor Rest”. Posteriormente, y de la misma manera, se licitó la convocatoria para efectuar las obras y se adjudicó la empresa “Crearcon”. En diciembre de 2013 se iniciaron los trabajos de restauración y ampliación.

Reconstrucción de Villa Montes
Según Juan Carlos, habitante de Villa Montes, la iglesia en la actualidad forma parte de un paseo público, donde se encuentran las principales reliquias que forman parte de la reconstrucción de Villa Montes, tras la Guerra del Chaco. De esta manera, se acompañan la parroquia San Francisco Solano, el Museo Histórico Militar y la escuela Daniel Campos, primer centro educativo del Gran Chaco.

detalles de la iglesia san francisco solano

San Francisco Solano
Francisco Sánchez Solano Jiménez fue un fraile y sacerdote franciscano español. Fue canonizado en 1726 por Benedicto XIII y es llamado “el Taumaturgo del Nuevo Mundo”.

Las campanas
Las campanas de la iglesia fueron hechas con cerca de 20 mil toneladas de bronce de chalas y cartuchos, recogidos en las trincheras de la Guerra del Chaco.

Ubicación
La iglesia Francisco Solano está al lado de la plaza 6 de Agosto y se encuentra ubicada sobre la avenida Ayacucho entre las calles Mayor Gómez y Juana Azurduy de Padilla

Argentinos y bolivianos restauran bandera Macha



Expertos restauradores de Argentina y Bolivia están a punto de concluir la restauración de la bandera de Macha, un símbolo histórico que se halla en la Casa de la Libertad, en la ciudad de Sucre. Obra que se entregará este 22 de agosto.

La restauración es posible, según nota de la Embajada de Argentina en Bolivia, gracias al fondo argentino de cooperación Sur-Sur.

Se trata de una bandera de tres franjas horizontales, cuya disposición de colores es blanco, celeste y blanco. Cuenta la historia que el General Manuel Belgrano enarboló por primera vez esta bandera a orillas del río Paraná (Argentina) en 1813, con la convicción de la necesidad de poseer una bandera propia tomando los colores de la escarapela, siendo que hasta ese entonces las tropas de las provincias del Río de La Plata habían combatido con la bandera del enemigo.

Con el flamante estandarte, Belgrano condujo el Ejército del Norte en la Batalla de Salta en un gran triunfo para las tropas rioplatenses y del Alto Perú, pero tras sufrir una derrota en Vilcapugio Belgrano reorganiza el Ejército patrio en la localidad boliviana de Macha, en el departamento de Potosí, para enfrentar a las tropas realistas en Ayohuma.