jueves, 22 de junio de 2017

Los aparecidos de la carretera al Chaco



Como abriéndose espacio entre los cerros un pequeño camión Nissan Atlas recorre la ruta al Chaco, lo conduce Jaime Campos de 45 años, a su lado está su esposa Carmen Jiménez con su nena de seis meses.

En la carrocería van sus otros dos niños mirando las estrellas, echados sobre una frazada.
De rato en rato, los niños ríen, cantan o gritan, pero llegada las once de la noche comienzan a tener miedo y golpean la cabina, pidiendo a sus padres detener el vehículo. Carmen baja afanada, los calma y pide a su esposo estacionar para dormir un poco antes de retomar el viaje, pues partieron muy entrada la noche y sienten que deben descansar.
Para esto cubren la carrocería con una carpa y tapan a sus hijos con una frazada. En la cabina permanecen los dos esposos con la bebé, ya que es muy pequeña y puede darle “un mal aire” como dicen ellos.
Carmen cuenta que hay muchas historias tenebrosas sobre la carretera al Chaco, dice que una vez estacionaron sin darse cuenta en una especie de cementerio. Pero llegada la una de la madrugada sintieron el trote de varios caballos y el llanto desesperado de su hija. De inmediato despertaron, calmaron a la bebé pero se movieron del lugar.
“Desde ese día mi hija no podía dormir, así que tuve que llevarla donde el curandero Felix, quien me dijo que las almas que aún no abandonaban el cementerio querían llevarse a mi bebé. Así que él me la curó y recién pudo estar tranquila”, cuenta, sin embargo, agrega que esa no fue la única vez que una historia similar le sucedió a su familia.
Jaime, su esposo, dice que una vez viajando solo en su camión a las dos de la madrugada vio oro tirado en la carretera. Pensó en bajarse para alzarlo pero se desanimó. “Recordé que mi abuelo en una ocasión viajando a Potosí vio algo similar en el camino y me dijo que si me sucedía no baje del vehículo, pues me alertó que se trata del diablo”, cuenta.
Jaime viaja de Tarija al Gran Chaco por más de 20 años como distribuidor de algunas marcas de vino. En muchas ocasiones le ha tocado viajar solo, otras con su esposa, sus hijos o algún ayudante.
Pero en otro testimonio, Antonio Figueroa tiene 17 años, recuerda que una vez viajando en una camioneta Toyota con su padre Fabián Figueroa estacionaron para dormir a un costado del camino. Su padre como estaba muy cansado recostó su cabeza en sus faldas y a él le tocó permanecer sentado. Pues la camioneta no era de doble cabina.
Así fue testigo de la noche y de lo que sucede en ella. Cuenta que eran las doce y sintió que les tiraban una pequeñas piedritas a las ventanas. De quince minutos sintió hablar y de pronto gritos lejanos. “Aguanté apenas hasta las tres de la madrugada y con todo el miedo desperté a mi padre y le rogué que continuáramos el viaje”, dice.
Y así lo hicieron. En el trayecto su padre le comentó que eso era normal en los viajes que se realizan por la ruta al Chaco y le recomendó no tener miedo. Sobre todo porque no faltaría la vez que le toque ver a algún aparecido.

La leyenda de la aparecida
La carretera al Chaco es una vía muy importante en el país. Conecta la ciudad de Tarija con Entre Ríos, Caraparí, Villa Montes y Yacuiba, es muy conocida por la gran cantidad de accidentes que suceden en ella.
Años antes se podía contar al menos uno diario, algunos demasiado fuertes con consecuencias mortales; sin embargo, varios choferes identifican como la causa de estos accidentes a una mujer que se aparece misteriosamente con su vehículo en medio del camino, distrayendo a los conductores.
Dicen que cuando éstos intentan esquivarla sufren fatales percances y otros tantos aseguran haberla atropellado. “Es verdad lo que dicen varios compañeros, porque una noche me vine sólo desde Entre Ríos a Tarija y en un lugar donde siempre decían que se veía a una mujer, pude verla también. Es como si ella haría parar los autos para que le ayuden con el suyo; sin embargo, es una ilusión creo yo, porque se la logra ver con un auto arruinado en medio de la nada”, cuenta Carlos, un conductor que transita esa ruta desde el año 1980.
De acuerdo al relato que ya se ha convertido en una leyenda. Cuentan que en esa zona una mujer bajó junto a su familia a revisar su vehículo. Ella quería pedir auxilio y vino un chofer borracho y “se la llevó por delante”.
Según cuentan ella nunca se enteró que falleció. “Incluso hay una cruz en ese lugar por lo que los que conocemos la historia de la mujer nos persignamos”, dice Carlos.
Según declaraciones de algunos choferes, que se accidentaron en la ruta, sienten que la atropellan, incluso que la despedazan con sus autos, pero cuando los servicios de emergencia buscan a la persona herida, no pueden siquiera encontrar rastros de que alguien haya sido lastimado en el exterior del vehículo, extienden su búsqueda hasta los arboles cercanos también sin resultados.
“En la tranca de Palos Blancos cuando venía a Tarija en uno de mis primeros viajes, los policías me contaron esa historia, pero no hice caso, pensé que era algo con lo que bromeaban ellos; sin embargo, cuando venía concentrado en el camino junto a dos compañeros de repente vimos a esa mujer. Pero esta vez estaba al medio de la carretera y lo que hice fue esquivar y me fui a un precipicio”, relata Juan Carlos Silva. Indicó que “gracias a Dios” todos sobrevivieron al vuelco.
Sobre el hecho, los efectivos policiales de la tranca hacia el Chaco, los más antiguos, dijeron que conocen la historia de la mujer con su vehículo; pero creen que sólo es un cuento, porque aparece a algunas personas y no a todas, “lo raro es que sólo les apareció a todas las personas que se accidentaron porque preguntamos a los que pasan por aquí y nunca vieron nada irregular”, añadió un policía.

Los innumerables accidentes
Aunque la unidad de Tránsito no cuenta con estadísticas de las muertes que se han suscitado, producto de accidentes en la ruta al Chaco, las cruces que se encuentran a lo largo del tramo son muchas. Algunas de ellas datan de otra década.
De acuerdo a un recorrido que realizó El País eN se contabilizan unas cien cruces a lo largo del camino, la mayor parte de éstas se encuentran en la zona de las antenas.
“He perdido a muchos amigos en este camino. Murieron a causa de haberse caído al precipicio por una mala maniobra o por falta de visibilidad. A veces también se duermen por el cansancio y la oscuridad”, relata Juan Carlos Guerrero, quien es chofer de un vehículo de servicio interprovincial.

Obra retrasada
La carretera que une a la ciudad de Tarija con las regiones productoras de hidrocarburos en Bolivia dentro la provincia Gran Chaco, continúa siendo un dolor de cabeza para los transportistas y pasajeros. Pues es una obra pendiente desde hace décadas.

En lluvias
En época de lluvias los derrumbes, la caída de plataformas y los cortes de las vías, por las crecidas en las quebradas, no permiten una circulación normal del tráfico vehicular.

Cruces
Las cruces por las muertes registradas en la carretera continúan sumando. Años antes se registraba un accidente por mes

miércoles, 21 de junio de 2017

Historia de la Guerra del Chaco en fotografías



El Museo de la Casa de la Libertad exhibe su colección de fotografías y objetos de la Guerra del Chaco que describen todo el proceso bélico, desde su inicio hasta el momento del acuerdo de paz.

La muestra “Historia Fotográfica de la Guerra del Chaco” relata cronológicamente la guerra desde la toma del fortín Chuquisaca o Pitiantuta, para los paraguayos, hasta el momento de la negociación de paz en Argentina, el 14 de junio de 1935. Es una colección propia de fotos y objetos del Museo de la Casa de la Libertad, y donaciones de ex combatientes, apuntó el jefe de Museo, Roberto Salinas.

“Lo que tratamos de hacer nosotros, en homenaje a nuestros ex combatientes, es mostrar a través de fotografías, de mapas, documentos, objetos, lo que fue el desarrollo de esta contienda bélica”, acotó.

La exposición de ingreso gratuito culminará el 30 de junio.



martes, 20 de junio de 2017

La Paz: Iglesia de Loreto

La Paz fue fundada en 1548. Los jesuitas llegaron a La Paz el 6 de mayo de 1582 y empezaron a diseñar y construir la Iglesia de Loreto en La Plaza Mayor (después Plaza de Armas y hoy Plaza Murillo), entre 1608 a 1615, bajo la advocación de la Virgen de Loreto. Al parecer esta casona se reedificó en 1710, ampliándola a tres naves y tres claustros. Así se tuvo La Iglesia o Capilla de Loreto perteneciente a un Colegio de La Compañía de Jesús.

La Plaza Murillo tiene diez mil metros cuadrados, fue diseñada por el alarife Paniagua en 1558 y trata de tener una dirección norte-sur.

Posteriormente a la salida de los jesuitas, el templo fue ocupado por el Seminario Carolino, el cual tenía una bella portada barroca de piedra la cual actualmente se encuentra en el Montículo de Sopocachi.

En 1843 la Iglesia o Capilla se convirtió en el Salón de la Universidad Mayor de San Andrés (la UMSA fue fundada en 1830), nombre con el que se le conoció hasta su demolición en 1900.

En el siglo XIX, cuando el Congreso sesionó en La Paz, lo hizo en este Salón, que tenía adjunto una cárcel pública, denominada El Loreto, donde el 23 de octubre de 1861 se cometió el famoso crimen conocido como las “Matanzas de Yáñez”.

En este Salón, se realizaron la mayor parte de las asambleas parlamentarias que se celebraron en La Paz hasta 1893.

Tras la Guerra Federal entre La Paz y Chuquisaca, el Gobierno de José Manuel Pando, ordenó la construcción del nuevo Palacio Legislativo que fue inaugurado en La Paz en 1905. La obra fue diseñada por el Arquitecto Antonio Camponovo.

En el siglo XIX el Poder Legislativo, si-guiendo al ejecutivo, también fue itinerante. De 62 Congresos reunidos entre 1825 y 1900, 31 se celebraron en Chuquisaca, 20 en La Paz, 2 en Cochabamba, 1 en Tapacarí y 8 en Oruro.

Las reuniones legislativas funcionaron con diferentes nominaciones: Congreso Ordinario, Extraordinario, Asamblea General, Congreso General Constituyente, Asamblea Nacional y Congreso Constitucional.

CASA DE LA LIBERTAD: El lugar que to-dos conocemos como la Casa de la Libertad en la ciudad de Sucre, fue el primer recinto donde funcionó el Poder Legislativo, en ese local se inició la vida republicana parlamentaria y fue el espacio más importante hasta fines del siglo XIX (1889).

Como consecuencia de la importancia eco-nómica de La Paz en el siglo XIX, muchos gobiernos administraron el país desde esta ciudad, una muestra de este hecho, es la in-vestidura como Presidentes Constitucionales de Manuel Isidoro Belzu (1851), José María Achá (1861), Agustín Morales (1872), Tomás Frías (1872), Adolfo Ballivián (1873), Hilarión Daza (1876), Narciso Campero (1880) y Aniceto Arce (1884), en el Congreso de La Paz.

En 1890, durante la presidencia de José Manuel Pando se dispuso la construcción de un Palacio Legislativo, como sede definitiva del Parlamento Nacional. Este edificio fue inaugurado en 1905, con estilo neoclásico, respondiendo a los cánones arquitectónicos de la época.

El Palacio Legislativo que se halla en la Plaza Murillo de la ciudad de La Paz-Bolivia, comenzó a construirse el año 1900 y fue inaugurado aproximadamente en 1905, con una torre cuadrangular, la cual fue derribada en 1925 construyéndose en su lugar la bóveda actual.

MATANZAS DEL LORETO: La prensa boliviana de la época llamó “Matanzas del Loreto” a las ejecuciones que por orden de Plácido Yáñez, Comandante General de La Paz, se realizaron en esta ciudad la noche del 23 de octubre de 1861.

Las víctimas fueron cincuenta y cinco prisioneros políticos seguidores del partido belcista liderado por los ex presidentes Manuel Isidoro Belzu (1848-55) y Jorge Córdova (1856-58). Los 55 prisioneros fueron encarcelados en el Templo del Loreto, en los cuarteles Segundo de Policía y la cárcel entre los días 29 de septiembre y 23 de octubre de 1861 bajo la acusación de preparar una revolución contra la presidencia provisoria del General José María de Achá. Posteriormente los 55 fueron ejecutados.

Un mes más tarde, en medio de un enfrentamiento militar entre los simpatizantes del gobierno y las fuerzas rebeldes del coronel Narciso Balza, Yáñez fue buscado y asediado por una masa popular para ajusticiarlo por los crímenes cometidos.

lunes, 19 de junio de 2017

Oruro en la Guerra del Chaco


Pinto brevemente la ciudad de Oruro fundada por Manuel Ascencio y Padilla el 1º de Noviembre de 1606, como Real Villa de San Felipe de Austria, resultado de su grandiosa riqueza industrial minera, convirtiéndose en centro minero. El 5 de septiembre de 1826 se creó el departamento de Oruro, a donde llegaban gentes de todos los países del mundo, criollos e indígenas que se entremezclaban en afán de trabajo, convirtiéndose en un centro cosmopolita. La ciudad fue extendiéndose hacia "Papel Pampa", contando con una población de 72.000 habitantes, más que la capital francesa.

Llevan en la sangre el deseo de Libertad, luego del movimiento subversivo de 1739 protagonizada por Vélez de Córdoba, que no tuvo éxito, el 10 de febrero de 1781, estalla el primer grito libertario de América, en la Villa de San Felipe de Austria; encabezado por los hermanos Rodríguez y Sebastián Pagador.

Estos valientes líderes fueron hechos prisioneros por los españoles, trasladados en penoso viaje hasta Buenos Aires, a las llamadas "Cárceles de Oruro", los condenados murieron sin juicio previo. Sus casas fueron quemadas y echadas con sal -para que no vuelvan a pararse- sin embargo, los orureños se levantaron de sus cenizas, una y otra vez, como el ave Fénix.

Por sus hechos históricos, Oruro inspiró al poeta Luís Mendizábal Santa Cruz, cuyo poema épico fragmentado dice:

El Licenciado Castro y Padilla, con la cruz en la diestra y señalando la horca para colgar herejes y desleales, hizo la fundación de la Real Villa de San Felipe de Austria de Oruro.

El coloniaje heroico, que transcurrió entre un canto de martillos sobre el pétreo regazo de las rocas, culminó en leyendas.

El gran sapo diabólico, los millares de hormigas y la monumental serpiente que iban a exterminar la ilustre Villa de San Felipe de Austria.

Fueron en piedra convertidos, sapo y serpiente monstruos y aún quedan las hormigas durmiendo el blanco sueño de la nada en los extensos arenales que dora el sol pampero, y todo por la gracia de un milagro que tuvo a bien hacer la dulce Virgen del Socavón.

Aquí, las gentes no preguntan de dónde viene el hombre cuando trae en sus manos la crispación dichosa del trabajo, bendita tierra de Oruro, eres la enamorada del gringo y del gitano.

Ciudad cosmopolita, crisol donde se funden todas las razas, es cimiente de renovación. Su potencialidad económica prodigiosa, encierra en sus montañas oro, estaño y otros minerales. Sede minera, su población apta para el trabajo creador de productos y venta de mercaderías cobra mayor relieve en pos de un mejor futuro para la Patria.

Durante la presidencia de Aniceto Arce, Oruro saborea los beneficios que reporta una locomotora. El ferrocarril penetra en la ciudad y el pueblo compuesto por ciudadanos de diversa nacionalidad, festeja la llegada del monstruo mecánico con bulliciosa algazara y entona el himno al trabajo y a la paz.

De esta forma se convierte en el centro vial del país, donde convergen todas las vías camineras, con sus avenidas asfaltadas, dotado del principal elemento: el agua más dulce y saludable; la primera ciudad con servicio de Teléfonos Automáticos que le sirvió para comunicarse con el interior y exterior del país.

Es la primera ciudad deportiva que cuenta con el "Oruro Royal", fundado el 26 de mayo de 1896. Fue semillero de deportistas, contaba con fútbol, atletismo, golf, tenis, box, ciclismo, motociclismo, pelota al canasto o básquetbol y pelota de mano o k´ajcha. Estas disciplinas se practicaban en canchas de la zona norte.

Oruro durante los años que duró la Guerra del Chaco, pese al horror de la misma, enfrentó una misión revolucionaria y digna, para no quedar estancado en el presente. La naturaleza es pródiga con Oruro, la riqueza minera no se agota. Por el intenso trabajo que practican se la nombra Capital Industrial de Bolivia.

Por sus tradiciones y leyendas es "Capital Folklórica de Bolivia ". Actualmente muestra al mundo su flamante título que le otorgó la Unesco, con la Declaratoria a su Carnaval como Obra Maestra de Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

RECLUTAMIENTO

Mensaje de Arturo Borda, a los muchachos que partían hacia el frente:

"¡Arriba corazones! Para no desmayar en el deber y la obligación conciencial de avanzar hacia la reintegración de nuestros territorios usurpados; y no precisamente por su significado presente, sino que por su importancia en lo porvenir.

Haced por comprenderme, compatriotas; os ruego; poned toda vuestra atención, porque no en vano se está inmolando por la patria, nuestra juventud llena de energía de ideal y pasión, que en la hora trágica es lira de sangre, canto de muerte, el resurgir de raza en el Chaco Boreal.

De manera que es urgente alzar y levantar la conciencia del pueblo, de la nación, del Estado, de la Patria y de la raza: alzar la conciencia de la victoria y el triunfo individual y colectivo, en la defensa de la tierra madre, defensa intelectual, material y moral, con todas las facultades de la vida, porque estamos hartos ya de pérdidas territoriales, por muy gloriosas que hayan sido en el heroísmo inútil; ya que fatalmente enseguida de cada pérdida territorial llegan otras muchas, hasta forjar la impotencia y la incapacidad de los pueblos. Por eso es necesario troquelar en nosotros la idea, el ansia, la fe y la conciencia de nuestra potencia, y porque es ya una honda fe y la conciencia nacional de que tendremos pese a todo y todos, ¡comunicación libre y directa con el mundo!"

Partieron al frente junto con muchos otros ciudadanos orureños, Juan A. Camargo en el Regimiento Camacho, Humberto Gómez Alcocer estudiante de la Facultad de Ciencias Económicas, Luis Edmundo Aróstegui, Jorge Ampuero Ramallo, Manuel Sánchez Arteaga, Luis Cueto, Desiderio Gómez García, Agustín Ramos, José Ramos Zeballos (hijo), Mario Ramos Zeballos, Alfredo Zeballos Leman (auxiliar de medicina) y estudiantes orureños. Diciembre de 1932.

Aviso: Comandancia de la Primera División: Convocatoria a Clases Voluntarios

Se convoca a todos los clases que voluntariamente quieran enrolarse en las filas del ejército, bajo las siguientes condiciones:

1. Los cabos y sargentos egresados de las filas del Ejército que hayan tenido buena conducta y capacidad de comando serán aceptados como instructores en las reservas que se organizan. La capacidad de los inscritos, deberá ser comprobada con la Libreta de Servicio Militar u otro documento.

2. Los sargentos y cabos aceptados, percibirán el siguiente haber mensual:

SARGENTOS: Bs. 60, con opción a la ropa interior y el uniforme.

CABOS: Bs. 40, con opción a la ropa interior y el uniforme.

Las inscripciones se encuentran abiertas en la Secretaría de la Comandancia de la Primera División. Oruro.

Comandancia de la Primera División. Aviso Militar

Por disposición del Estado Mayor General, los conscriptos del año 1933 no se presentarán de inmediato. Oportunamente se hará la convocatoria respectiva; mientras tanto todos los inscriptos del indicado año permanecerán en sus hogares.

Oruro 3 de enero de 1933.- Teniente Coronel Murguía, Comandante .Accidental de la Primera Compañía. Don José Enrique Peña se ha enrolado. Tenemos conocimiento de que ha sido destinado dentro de los servicios Auxiliares, al Hospital Militar número 15 donde prestará importantes servicios.

Don Rafael Ulises Peláez, autor de "Ronquera del Viento´´, mañana parte al tiente incorporado en la "Batería López", alto valor intelectual de Oruro, enviará sus impresiones desde el frente. Por otra parte, nada justo sería que sigan ocupando cargos públicos algunas personas que hasta la fecha han venido rehuyendo su presentación en los cuarteles; mientras que precisamente se cometan injusticias y desventajas a las familas de aquellos jóvenes que acuden al primer llamado de la patria Se espera que con estas consideraciones el problema de la familia Capriles sea solucionado por las autoridades.

Los muchachos del periódico "LA PATRIA", en el Ejército Nacional

"Ya en muchas ocasiones, con motivo de que uno a uno se nos han ido a la campaña, hemos tenido que referirnos a los muchachos que desde la redacción de este diario, haciendo labor de sacrificio y hasta de privaciones, todos los días se dedicaron a difundir valientemente sus ideas. Muchas veces tuvieron que ponerse frente a un público incomprensivo y hostil, pero siempre todos ellos lograron imponerse por su labor altiva y honorable".

"Recordamos con cariño a todos ellos, cuyos nombres suenan aún en nuestros oídos. Los recordamos con más cariño a todos ellos que fueron buenos camaradas en la labor de todos los días por lo mismo que ahora están ausentes del hogar común".

Ahora son otros muchachos más que se van, Eduardo Ocampo Moscoso con cuyas inquietudes nos habituamos tanto, y cuya vigorosa labor amerita toda ponderación, viaja hoy al sudeste como antes su puesto del deber estaba en la redacción, hoy, lo sabe él que su puesto está en el Chaco. Y va alegre y comprensivo siempre, a cumplir su deber allí también´. Ernesto Vaca Guzmán, el buen "fiero", que se ha destacado con nitidez en todas las lides del pensamiento, también se va. Lleva a la guerra su espíritu inmenso y la realidad de su humorismo y su alegría. Como entre sus compañeros de universidad y sus amigos, Ernesto Vaca Guzmán, quizá el más sacrificado de los periodistas y de los escritores jóvenes, en el cuartel, se ha hecho de buenos compañeros y admiradores por su inquietud y su temperamento juguetón. Sabe él que a la guerra también hay que "arrancarle sonrisas". Rafael Ulises Peláez, el cronista dilecto, es otro de los muchachos que viaja hoy. Remberto Capriles Rico, que aunque permaneció en este último tiempo alejado de la redacción, siempre es considerado como un miembro más de esta casa. Unido a los tres nombrados hace un grupo selecto. A todos ellos, en el momento emocionado de la despedida, les abrazamos, sintiendo la inquietud del alejamiento, ya que son miembros de una sola familia, la cual queda seccionada por el momento hasta que los que se han ido regresen con la victoria.

Incorporados

Fueron incorporados al Ejército por Orden del Estado Mayor General los siguientes reservistas de servicio auxiliar: Dr. Benigno Guzmán Bozo, Dr. H. Prado Barrientos, José E. Peña, quienes serán distribuidos en distintas reparticiones militares, asimismo serán incorporados los señores Hernán Cortez B, Luis Rodolfo Viscarra Urquidi, Enrique Cárdenas Condarco y José Gonzáles.

Marcharon también los ciudadanos que desempeñaban labores administrativas dentro de la sociedad orureña como don señor Luis Humberto Beltrán, especializado en el manejo de mortero, arma de artillería utilizada por el Regimiento Camacho Jefe de la Policía de Seguridad de Oruro, que durante la contienda fue herido en la parte dorsal que le imposibilitó caminar, Lucas Solo, su estafeta, que lo acompañó y cuidó de él hasta su muerte, con la ayuda de otro soldado construyó un ataúd y Io enterró con modestas pero emocionadas honras fúnebres en el cementerio del Fortín. Soto Villca, fue Guardia de la Intendencia Municipal de Oruro.

Arsenio Pinza Polar redactor del Diario de La Mañana.

Luis Mendizábal Santa Cruz, periodista, poeta y escritor. Retornó herido de bala, en la estación Central fue recibido por una multitud de paisanos que le rindieron un homenaje.

Gilberto Rojas, el mayor compositor musical de la historia de nuestro país participó en la contienda habiéndose destacado en la Guerra del Chaco fue ascendido al grado de Cabo.

Luis Llosa Beckrich, se dedicó con denuedo a defender el territorio de nuestra patria y obtuvo el rango de Cabo.

Capltán Arturo Vallle Peralta, quien cayó con su avión en el Fortín Toledo durante un bombardeo.

Aviador Rafael Pabón con su copiloto, el Subteniente Mario C., después de derribar a varios aviones paraguayos, cayeron en el sector de la Florida.

Capitán Alfredo Pacore Moscoso, que fue derribado durante la contienda.

Aviador Emilio Beltrán López, quien sobrevivió a la contienda.

Padres Franciscanos

Los religiosos de esta orden también fueron a la guerra, como Capellanes de guerra, en el campo de batalla fueron muy útiles curando a los heridos, y a los enfermos, nunca como en ese momento para demostrar su amor al prójimo.

Morenada Cocanis

Los miembros de este conjunto folklórico, se enrolaron para marchar al frente, dejando a Oruro sin su Carnaval durante el tiempo que duró la contienda.

Viajeros

Con dirección al frente de operaciones, hoy se ausenta el Mayor N. López, el Dr. Francisco Cortéz, y los señores Emilio Linarez y Antonio Ribera.

Enrolados profesores de Secundaria

Maestros de establecimientos fiscales de instrucción secundaria se enrolaron en el Ejército Nacional, ellos son del Colegio Bolívar: Ulises Peláez, profesor de inglés y Hugo Dávila, profesor de Aritmética. Del Liceo de señoritas Pantaleón Dalence, Rodolfo Irahola, profesor de Química.

Emboscados

El pueblo insiste en que las autoridades militares deben hacer respetar las leyes, intensificando la campaña para que a los cobardes se los envié a la línea de fuego, porque se pasean con impavidez en nuestras ciudades y en los pueblos de provincias y otros lugares. Se impone un castigo ejemplar para esos malos ciudadanos que pegados a sus empleos, otros ocultos en sus casas, y/o porque se han hecho declarar inhábiles y algunos, socapados por sus propios padres, rehuyen sus deberes patrióticos como ciudadanos bolivianos.

Diputado solicita su incorporación al Ejército Nacional

El Diputado Roberto Gómez, representante de la Provincia Poopó de Oruro, dirigió un oficio al Ministro de Guerra, pidiendo su incorporación en el Ejército Nacional y partir de inmediato al Chaco.

A 50 años "La Masacre de San Juan" será recordada con una semana de actividades conmemorativas

Con la finalidad de recordar los 50 años de la infausta matanza de trabajadores mineros conocida como "La Masacre de San Juan", diferentes instituciones y organizaciones sociales formaron un comité organizador para concretar una semana de actividades conmemorativas a este hecho histórico, la actividad central se efectuará el 24 de junio con una marcha popular en la localidad de Llallagua.

La responsable del Archivo Regional Catavi, de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Lourdes Peñaranda, dijo a LA PATRIA que la madrugada fatídica del 24 de junio de 1967, en los centros mineros de Siglo XX y Catavi, varios mineros, amas de casa y niños fueron arremetidos por la metralla militar del gobierno golpista del general Rene Barrientos Ortuño, que fue luego conocida como la Masacre de San Juan.

Indicó que según los datos históricos, en esa fecha alrededor de las 5:00 horas de la mañana, el ejército Ranger de Challapata, al mando de un capitán de apellido Plaza, junto a efectivos de la Policía Boliviana, llegaron a los campamentos de Catavi y Siglo XX.

Por órdenes superiores de Barrientos, los militares arremetieron contra los trabajadores mineros quienes esa jornada tenían en agenda realizar un ampliado donde se tomarían decisiones fundamentales para el país, como al aporte voluntario de una mita para los dirigentes y la intención de engrosar las filas de la guerrilla que estaba comandada por Ernesto Guevara de la Serna, más conocido como el "Che Guevara", en la balacera también fallecieron varios niños y amas de casa.

Peñaranda indicó que para conmemorar los 50 años de este hecho de sangre, se formó un comité organizador con las instituciones más representativas del municipio de Llallagua y Siglo XX, además del archivo histórico de Comibol, para realizar una serie de actividades que revaloricen este pasaje de la historia boliviana y del movimiento obrero.

Dijo que la semana conmemorativa se inició el fin de semana, donde se recogieron testimonios de algunos que sufrieron en carne propia lo ocurrido en esa fecha, para entregarlas al Ministerio de Comunicación y se pueda efectuar algún documental al respecto.

Para esta semana se prevé iniciar con una serie de charlas, audiciones radiales, proyección de películas y documentales a través de los medios locales que trabajan en Llallagua. La Universidad Nacional de Siglo XX, cumplirá con diversas conferencias para hablar sobre este tema.

"Las actividades centrales están previstas para el 23 de junio en horas de la noche, donde en la plaza del Minero (siglo XX), se encenderá una fogata rememorando las horas previas al fatídico hecho. Para el 24 de junio se tiene previsto realizar una marcha popular por las calles por donde en otrora los mineros se movilizaron, y se tendrá un acto central con la presencia de las autoridades nacionales", agregó.

jueves, 15 de junio de 2017

Beneméritos de la Guerra del Chaco son homenajeados en cinco departamentos



Los sobrevivientes de la Guerra del Chaco (1932-1935) fueron homenajeados en cinco departamentos del país para conmemorar los 82 años del cese de hostilidades. Según el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, en el país solo quedan cerca de 100 excombatientes.

En Chuquisaca, Santa Cruz, Cochabamba, Beni y Tarija se realizaron diferentes actos para los excombantientes, sin embargo, el principal fue el de Villa Montes, que contó con la presencia del Presidente Evo Morales.

Evo Morales durante los actos conmemorativos por el 82 aniversario del cese de hostilidades con Paraguay, en Villamontes. Foto: ABI

En la ciudad de Sucre los actos de homenaje se efectuaron en las plazas Cochabamba y 25 de Mayo. Autoridades y familiares de los beneméritos realizaron una misa de campaña y ofrendas florares en el mausoleo de los héroes caídos en esa contienda bélica.

"Hace 82 años también se llevó a cabo una misa de campaña por el cese de hostilidades por todos los grandes y valerosos combatientes bolivianos que estuvieron en la Guerra del Chaco, este miércoles estamos replicando ese episodio de la historia, nos sentimos emocionados y honrados”, manifestó el historiador chuquisaqueño Guillermo Calvo.

Similar acto se realizó en Cochabamba donde la Gobernación, Brigada departamental, las Fuerzas Armadas y estudiantes de diferentes colegios rindieron homenaje a los beneçeritos.

Asimismo, el sector FEDEXCHACO del cementerio Parque de las Memorias, donde descansa los restos de al menos 51 beneméritos, fue embanderado con la tricolor y honrado con arreglos florales.



En Santa Cruz los el acto se llevó a cabo en el municipio de San Ignacio de Velasco. El excombatiente Abelino Alcócer (102) fue condecorado.

En Beni el acto se llevó en la plaza principal, José Ballivian, en Trinidad. "De acuerdo al historiador Arnaldo Lijeron, todavía están con vida en Santa Cruz, Marcial Caballero Velasco y Ángel Molina Barros; en Trinidad, Ángel Arrázola Guardia y en Riberalta, Enrique Suárez Heker", detalló El presidente de la Asociación de Hijos y Descendientes de Beneméritos de la Guerra del Chaco, José Luis Ibáñez.

La Guerra del Chaco fue librada entre 1932 y 1935 por el control del Chaco Boreal. Fue la guerra más importante en Sudamérica durante el siglo XX. Bolivia movilizó 250.000 soldados y Paraguay 120.000, con el saldo de 60.000 bolivianos muertos.

A través de un Decreto Supremo en 1968, se instituyó al 14 de junio como el "Día del Excombatiente”. Esa gestión los excombatientes recibirán Bs. 1.000 de incremento a su renta vitalicia.

miércoles, 14 de junio de 2017

Jóvenes indígenas y mujeres, héroes anónimos

Casi tres años duró la Guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay (1932-1935), considerada por algunos historiadores como la más importante durante el siglo XX que se vivió en Sudamérica; la historia por lo general nos muestra hechos y datos concretos de ofensivas y defensivas del país, y de los ataques del cual el Ejército boliviano salió triunfante o en derrota; pero como en cada conflicto existen sectores que sin llevarse crédito alguno han sido protagonistas fervientes de los entretelones de la historia boliviana.

DEFENSORES

Si bien la juventud en muchas ocasiones es considerado el futuro de la nación, en esos años fue el presente del país, quienes con su mucha o corta experiencia en la vida, estaban defendiendo Bolivia a costa de sus vidas; muchos de éstos héroes anónimos no precisamente eran de capitales de departamento, más al contrario provenían del área rural, otra población de la cual poco o nada se menciona en la historia, son las mujeres, que con fortaleza espiritual despedían a sus familiares con la esperanza de un reencuentro.

La participación de la juventud fue esencial en la zona de batalla, ya que miles de jóvenes se enlistaron al Ejército, obligados o por cuenta propia, para defender los intereses territoriales del país, pero dentro de estos grupos estaba la juventud indígena, pues el clarín de la guerra no escogió a los soldados, porque todos los hombres en edad o sin edad para combatir, se sintieron convocados.

BENIANOS

La juventud beniana, según el libro "Hazaña beniana en la Guerra del Chaco", fue un sector que se sintió en la obligación de ser parte de las cruentas batallas, por ello se encuentran entre los soldados benianos que marcharon hacia el Sur, nombres de todos los pueblos autóctonos: Trinitarios, ignacianos, javerianos, loretanos, canichanas, movimas, itonamas, baures, cayubabas, tacanas, etc.

Apellidos como: Amutari, Araona, Chuqui, Guarimo, Malala, Chayana, Chuvirú, Chicaba, Parari, Tereba, Gualiani, Guasimo, Ipamo, Macagua, Mucubono, Noco, Noe, Guarúa, Yuco, Tibi, Chori, entre muchos otros, que regaron con su sangre suelo boliviano, ambicionado por los "pilas" y las trasnacionales del petróleo.

La mujer no se quedó atrás, su apoyo fue fundamental en esos largos días de conflicto, pues no solo no solo fueron el apoyo moral de sus ahijados, hijos, hermanos o esposos, ni solamente el reemplazo a los hombres en los trabajos varoniles, no solamente estuvieron como enfermeras socorriendo a los heridos, la fortaleza de la mujer boliviana rompió esquemas y estereotipos machistas que en ese entonces eran más arraigados en la sociedad.

La beniana Bertha Barbery Moreno, intrépidamente, se alistó disfrazada de hermano menor de su esposo combatiente, y fue asignada al manejo de ametralladora, participó en los últimos meses de la guerra en acciones importantes.

Muchas otras mujeres, madres, esposas, hermanas e hijas, realizaban sesiones espiritistas para saber sobre la salud de sus familiares en combate, ese tipo de actividades ya era parte de la vida cotidiana en ese tiempo, tal era el convencimiento que cuando la noticia era trágica, las sesiones terminaban en llanto.



FUENTE: "Hazaña Beniana en la Guerra del Chaco"

AUTOR: Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos del Beni