martes, 7 de diciembre de 2021

Período Formativo - Las primeras aldeas (2000 a.C.-500 d. C.) - Las características más importantes del Formativo

 El Formativo es el periodo más amplio en la escala temporal prehispánica, ligada al sedentarismo y al desarrollo cultural y tecnológico en Bolivia, abarcando cerca de 2000 años. Las poblaciones de este tiempo desarrollaron y sentaron las bases culturales que llegaron hasta la época de los incas y que incluso se mantuvieron durante la Colonia.

  • Los avances más importantes son: Definición de la vocación productiva de los pueblos, que permite diferenciar entre agricultores, pastores, pescadores y/o cazadores, actividades que pueden ayudar a explicar ciertas adscripciones culturales que se mantienen hasta la actualidad. Estos aspectos estuvieron íntimamente ligados con el conocimiento del medio y la buena utilización de sus recursos. Por ejemplo, en la región del Titicaca las poblaciones fueron agricultoras debido al aprovechamiento de las bondades del lago y la fertilidad de la tierra; en cambio hacia el Sur se desarrollaron sociedades de pastores que aprovecharon a la llama como un recurso productivo.
  • La movilidad y el intercambio son aspectos recurrentes en todos los espacios analizados; ya sea entre los grupos alrededor del Titicaca o como entre las poblaciones de los valles o del altiplano sur. Los datos muestran niveles de interrelación permanente que son resultado de la existencia de una compleja red de intercambio interzonal que conectaba, desde períodos tan tempranos, la región de los valles mesotermos con la costa. Por otro lado, esta movilidad tuvo incidencia en la diferenciación étnica y la multiculturalidad, aspecto consolidado en los valles y presente hasta los tiempos de la Colonia.
  • Aunque en el Formativo se habla de sociedades sin Estado, los fenómenos desarrollados sobre todo en el Formativo Tardío condicionaron el devenir histórico y político de las sociedades que los sucedieron. Como ejemplo tenemos la conflictividad desarrollada en el Titicaca por la hegemonía política, la cual dio paso a la formación del Estado en Tiwanaku. Por otra parte, la pluralidad desarrollada en los valles fue el antecedente de la consolidación de organizaciones no centralizadas, pero altamente complejas.

Aspectos de igual relevancia se observan durante el periodo Formativo en las Tierras Bajas, mostrando la importancia de su conocimiento e investigación en cualquier región de Bolivia. La investigación de problemáticas específicas de este periodo ayudará a comprender los sucesos culturales posteriores, relacionados con la complejidad social y política de las poblaciones prehispánicas. Algunos de esos sucesos serán presentados en los siguientes capítulos de esta historia de Bolivia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario